Piscinas Públicas

Piscinas Públicas

La calidad del agua de una Piscina Pública, debe ser una prioridad, por definición.
Como instalación pública, este tipo de instalaciones debe ofrecer la seguridad y la prevención de problemas originados por contagios a través del agua, debido a la presencia de micro-organismos cloro resistentes, entre otros.

En una piscina Pública el numero de bañistas, varía tanto por horas, por actividades, como por días. La única forma de poder garantizar una calidad de agua correcta, es mediante un pre tratamiento de agua con Ozono o con Ultravioletas de Media Presión.
En las piscinas públicas los problemas aparecen debido al gran número de usuarios que aportaran contaminación humana al agua; si a esto le sumamos las temperaturas elevadas del gua en piscinas climatizadas obtenemos un lugar óptimo para la proliferación de bacterias, hongos, etc.
Como dato orientativo, podemos añadir que la aportación aproximada de un bañista al agua es de:
- 350 millones de bacterias
- 0,5 gramos de materia orgánica
- 60 ml de sudor, saliva, secreciones, orina, etc.

Todas estas aportaciones de materia orgánica al agua, con temperaturas superiores a 25 grados, favorecen la proliferación de bacterias creando aguas turbias y con altos niveles de pH.
Bajo estas condiciones del agua, cualquier derivado del cloro combinado con sustancias orgánicas favorecerá la creación de cloraminas que provocaran los típicos olores a piscina, irritaciones en ojos, nariz y garganta, etc.

Productos relacionados

Ozono

SUV 
SUVC
SDC

Ultravioleta

MPL EL
MP EL 
MP TS

Documentación Relacionada

Eliminación de Cloraminas / Cloro Combinado

Problemas actuales en piscinas colectivas

Actualmente la mayoría de las piscinas o de los espacios colectivos están tratados mediante productos clorados (a veces bromo) que son buenos oxidantes pero que generan subproductos tales como las cloraminas (o bromaminas). Estos derivados son irritantes, corrosivos y olorosos.
Además, la formación de halogenados es perjudicial para la salud.

Los incovenientes de los tratamientos aplicando sólo cloro:

  • Cantidades importantes de productos químicos y, a veces, de manipulación peligrosa.
  • Frecuentemente el nivel de cloro combinado está próximo a los limites reglamentarios (0,6 ppm) o a veces dificultad en no sobrepasarlos.
  • Utilización de estabilizantes (ácido cianurico)
  • Renovación del agua, ligados a la frecuencia, mucho más importantes que los 30 litros/día y por bañista, exigidos por ley; lo que conlleva sobre costes de consumo de agua y de calefacción.
  • Riesgo para la salud del personal (ligados a las cloraminas y los halogenados)
  • Molestias para los bañistas.
  • Mínimo respeto por el medio ambiente
  • Los Criptosporidium, ni Guardia ni Toxoplasmas no son inactivados ni por el cloro, ni por el ozono (con dosis aceptables).

Solución: Ultravioletas de Media Presión

A una cierta dosis, además de la desinfección, los rayos UV -C son capaces de prevenir, eliminar o reducir un cierto número de efectos secundarios asociados con el uso de cloro.
Nuestra gama de Ultravioletas de Media Presión tiene la aprobación del Ministerio de la Salud, tras aviso favorable del Consejo Superior de Salud Pública de Francia desde del 16 de Noviembre de 2004.
Las cloraminas están compuestas de iones clorados (Clx), nitrógeno (Ny) e hidrógenos (Hz) en cantidades variables, pueden contener 1, 2 o 3 átomos de cloro y se llaman mono, bi o tri-cloraminas.
La acción de los UV sobre las cloraminas es doble y se resume así:

• Por una parte, las cloraminas absorben directamente los fotones, lo que permite separar la unión de CI-N y CL-H: es la fotolisis directa de las cloraminas.

• De otra parte, la fotolisis de las moléculas de agua permite la creación de radicales hidroxilos (OH) que oxidarán todos los compuestos orgánicos presentes en el agua, como las cloraminas.

La dosis necesaria para la fotolisis de las cloraminas es de 60 mJ/cm² cuando para la destrucción de la mayoría de las bacterias, virus y algas, 25 a 30 mJ/cm² son suficientes. Esta es la razón por la que recomendamos el uso de reactores Ultravioletas de Media Presión a un alto rendimiento para caudales importantes. Ellas garantizan un poder de desinfección y de decloraminación muy elevado con un volumen de especio reducido. Las lámparas de baja presión están reservadas para una desinfección clásica y a caudales inferiores.

El uso de los Ultravioletas de Media Presión, a dosis de 60 mJ/cm² en fin de vida de las lámparas, permite eliminar el riesgo de contaminación por los Criptosporidium, los Guardia y los Toxoplasmas presentes en las aguas de superficie. Estos microorganismos, que ni el cloro y ni el ozono no pueden eliminar, provocan severos problemas digestivos.

La Regulación de Potencia por Balastos Electrónicos

Este nuevo desarrollo sobre los reactores ultravioletas de Media Presión, utilizados en su gran mayoría para la eliminación de cloraminas (o cloro combinado) y la desinfección permiten obtener las siguientes ventajas:

  • Reducción del consumo eléctrico de los Reactores de Media Presión de hasta un 25%. El rendimiento de balastos proporciona una gestión de energía mucho más estable, una reducción en los requerimientos en energía et la posibilidad de reducir el consumo de las lámparas utilizadas
  • Alargamiento de la duración de vida de las lámparas gracias a la gestión electrónica de las mismas permitiendo la estabilidad de la corriente entregada. Esto nos permite alargar la vida útil de las lamparas pasando de una media de 5.000/6.000 horas a 7.000/9.000, es decir un +40% adicional en función, naturalmente, del número de apagados y encendidos
  • Mayor rendimiento UV-C: el control de la alimentación de la lámpara en alta frecuencia permite una estabilidad y un rendimiento UV-C optimizado, en comparación con el uso de balasto ferro magnético
  • Posibilidad de regulador de potencia: esta función es muy importante porque permite adaptar la potencia entregada en función del caudal real y/o des las variaciones de caudales. Esta función ayuda también a conseguir un mayor alargamiento de la vida útil de las lámparas
  • Reducción de las dimensiones del armario eléctrico de control, más compactas,
  • Reducción de la temperatura del balasto y del aire en los armarios: eso permite reducir de manera significativa el riesgo de sobrecalentamiento y así eventuales deterioraciones de componentes, en caso que sean ensuciados los filtros de ventilación
  • Intervenciones y mantenimiento más fácil: menos cableado, transformadores más ligeros
  • Para nuestra gama de pequeños reactores Ultravioletas de Media Presión (hasta 300m3/h), la alimentación es monofásica en vez de trifásica: lo que nos permite obtener una disminución de los costes y simplificación de la instalación.

Ventajas de los Reactores Ultravioletas de Media Presión

  • Desinfección muy eficaz y segura gracias a los aportes de los UV-C
  • Reducción de entre el 50 al 75 % de tasas de cloro combinado para obtener un nivel de 0.2 a 0.3 ppm
  • Menor corrosión
  • Reducción de la cantidad de agua a renovar, ahorro aproximado de un 25 % hasta 60%, según las piscinas.
  • Optimalización de los costes de calefacción y de deshumidificación
  • Mejora de la calidad del aire ambiental para los bañistas y el personal en beneficio de su salud
  • Mejora de la calidad del baño por la reducción casi desaparición de las irritaciones en ojos y mucosas
  • Mayor respeto por el medio ambiente
  • Mejora la imagen del establecimiento
  • Amortización de las instalaciones de ultravioletas en 9 hasta 24 meses
  • Fácil y rápida instalación, así como un mantenimiento sencillo
Oxicom Group

Oxicom Group

 

Oxicom Group Logo


Oxicom Water Systems Logo

Oxicom Aeration logo